Bienvenidos a la pagina web del grupo de espeleologia Tenerife Benisahare. Muy pronto vamos a presentar trabajos y actividades del grupo y por supuesto informacion sobre todo lo relacionado con el mundo de la espeleologia y la herencia del mundo de los volcanes...

https://www.facebook.com/grupoespeleologia.benisahare?fref=ts

 


¿Qué significa “Benisahare“ y que es la Espeleología?

“Benisahare“ significa el que está bajo tierra,
en idioma Bimbache, antiguos aborígenes de la isla de El Hierro, y a través de nuestra peculiar Vulcanoespeleología (ciencia que estudia todo lo relacionado con los tubos y simas volcánicas), los espeleólogos del Grupo de Espeleología de Tenerife Benisahare, aplicamos todos estos conceptos científicos deportivos en todas nuestras actividades en los importantes tubos volcánicos, simas, cavidades sumergidas y barrancos, que tenemos en nuestro Archipiélago Canario, siendo una de las zonas más importantes a nivel mundial en este tipo de cavidades volcánicas, junto con Hawaii, Islandia, Azores, Corea, Japón, Kenia, EE.UU., México, Australia, etc.

La espeleología es un deporte-ciencia, nacido a finales del siglo XIX en Francia. El estudio de las cuevas, origen, formaciones y fauna subterránea, es una ciencia que se combina con formación y capacidad física para progresar en el difícil hábitat subterráneo, la faceta deportiva.

En Canarias, debido a su naturaleza volcánica, se practica la Vulcanoespeleología. La diferencia primordial es que las cavidades volcánicas suelen tener menor desarrollo vertical que las de origen kárstico, ya que la formación de tubos volcánicos no requiere grandes desniveles, excepto en el caso de las denominadas simas volcánicas. También se distinguen por la existencia de pasos estrechos, conocidos como gateras, así como por la aspereza del sustrato volcánico.


La Cueva del Viento fue la escuela de los pioneros de la vulcanoespeleología canaria

La espeleología en Canarias es una actividad relativamente reciente. Iniciada a finales de los años 60 del siglo XX, los pioneros fueron miembros del Grupo Montañero de Tenerife, seguidos de la Sección de Exploraciones Vulcanoespeleológicas de La Guancha. Destacaban entusiastas como D. Pedro Pérez, D. Carlos Teigell, D. Edmundo Herrero o D. Manuel Rosales. Ellos inician la topografía de los primeros 6 kilómetros de la Cueva del Viento, que a comienzos de los 70 del siglo XX figura como el tubo volcánico más largo del mundo.

El estudio de esta cavidad fue el origen de la vulcanoespeleología canaria. Los dos años que dura la exploración y topografía del tubo icodense sirve como escuela para muchos de los futuros vulcanoespeleólogos de las islas.

En 1978 nace el Grupo de Espeleología de Tenerife Benisahare. Es el primero en Canarias dedicado específicamente a la espeleología y toma el relevo en la exploración de la Cueva del Viento. Los importantes descubrimientos de estos espeleólogos, que actualmente tienen explorados y topografiados 18,5 km. en este gran complejo, (pudiéndose llegar a los 21,5 Km), refuerzan el interés por la disciplina y su divulgación, no sólo en nuestro archipiélago sino en el exterior.

Entre sus componentes destacan Alfredo Láinez Concepción, Francisco Pérez Rijo, Ángel Jesús Bonilla Lemes, José Carlos Yanes, Oscar Subirana, Manuel Darías Sepúlveda, Julia Darías Sepúlveda, José Tomas Jorge Cubas, Rafael Fernández, Manuel Hilario García Perdomo, Cristóbal Miguel de Castro Martin y “Maestro Pepe“. Mediante visitas a cuevas kársticas y volcánicas de la Península, Europa y Azores, y la participación en numerosos cursos de espeleología en sus diferentes modalidades, adquieren nuevos conocimientos y técnicas, que introducen en la exploración de las cavidades canarias. Es el caso de la técnica alpina para el descenso de simas, técnicas de espeleosocorro, espeleobuceo, etc. Sus trabajos vulcanoespeleológicos se presentan en Congresos Nacionales e Internacionales de Espeleología, fomentando ampliamente el conocimiento de este bello deporte-ciencia en el archipiélago canario.

Consecuencia de esta importante labor, nacen la Escuela Canaria de Espeleología y nuevos grupos y secciones de espeleología en el resto del Archipiélago Canario.

Pinchar para aumentar



La correcta práctica de la espeleología depende de la formación y el equipamiento

La exploración y estudio de las cuevas requiere preparación física y mental. Son necesarios unos mínimos conocimientos de técnicas de montaña, a los cuales se le irán sumando las técnicas espeleológicas, a la par que capacidad psíquica en un entorno en el que se pierden tanto las referencias espaciales como las temporales.

El equipamiento básico está compuesto por la vestimenta de protección personal, el cordaje y sus complementos, la iluminación, así como los equipos de exploración y topografía.

La vestimenta para vulcanoespeleología consta preferentemente de un mono de tela, con protecciones en codos y rodillas, casco, guantes y botas de montaña. El sistema de iluminación tradicional es el carburero, hoy complementada por leds.

Cuerdas, descendedores, arneses y puños, además de sacas estancas, componen el equipo de exploración. Para topografiar, son necesarios brújula, cinta métrica (reemplazada por los telémetros de sistema láser) y clinómetro para medir la inclinación, junto a la libreta de topografía.

Pinchar para aumentar


La espeleología, a la búsqueda de las maravillas del subsuelo

La espeleología, literalmente: “Ciencia de las Cavernas“, se encarga del conjunto de variados aspectos que pueden desarrollarse en el desconocido y fascinante mundo subterráneo. El universo de las cavernas, tan misterioso y llamativo para el ser humano desde sus mismos orígenes, presenta grandes atractivos, no sólo científicos, sino también puramente lúdicos o deportivos.

En cualquiera de estos casos, quien desee aventurarse en las entrañas de la tierra deberá conocer las técnicas, exclusivamente deportivas, que le serán necesarias para progresar en un mundo sorprendente, y en ocasiones, arduo. La buena forma física hay que tenerla en cuenta, puesto que a menudo se realizan esfuerzos duros pero poco perceptibles, lo que redunda en un agotamiento paulatino. Más que esta última condición, quizás sea la prudencia, preparación y responsabilidad las que mejor garanticen una adecuada prospección subterránea, el simple hecho de conocer las propias limitaciones y respetarlas, el buscar el apoyo especializado en Grupos Federados de Espeleología con sus Técnicos Deportivos Titulados… en definitiva, el evitar las temeridades, puede hacer que este deporte con tintes de aventura no adquiera en ningún momento tintes de drama.

Se trata, por tanto, de un deporte ciencia con múltiples facetas, que van desde los aspectos deportivos hasta los más específicamente científicos.

Dentro de su faceta deportiva podemos encontrar aplicadas múltiples técnicas, adaptadas y especializadas a nuestro peculiar mundo subterráneo de grandes simas verticales que hay que descender y ascender, cascos y sus iluminaciones, ya que este es el reino de la oscuridad, recorrido de ríos subterráneos y paso de sifones, mediante técnicas de espeleobuceo, vestimentas y trajes para recorrer estas cavidades frías y húmedas, protecciones, para evitar golpes en articulaciones y manos, sistemas de seguridad y espeleosocorro, para poder ayudar y evacuar en caso de algún accidente dentro de las cavidades, topografía, para realizar los planos de las cavidades, etc…



Pinchar para aumentar


En las facetas más científicas se cuenta con diversas aplicaciones, prácticamente de todas las disciplinas, para realizar estudios relacionados con la espeleología, la geología, la biología, fisicoquímica, arqueología, didáctica-educativa,… De cualquier modo, el panorama científico y su rango de actuación dentro del ámbito espeleológico no cesa de crecer cada día, y aún más ahora que los llamados deportes de naturaleza se hacen más populares y llegan con más facilidad a todos, y a la comunidad científica entre otros, entre ellos destaca la colaboración del Grupo de Espeleología de Tenerife Benisahare y de nuestro presidente Alfredo Lainez Concepción, con el Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN), para el estudio del gas Radón en los tubos volcánicos entre otros trabajos más sobre vulcanología. Con el Museo de Ciencias Naturales de Tenerife, y amigos de la Asociacion de Cuevas Turisticas Españolas (ACTE) con los diferentes trabajos en la Cueva del Viento y otras cavidades, con el Departamento de Bioespeleología de la Universidad de La Laguna, donde en los años 1980 les realizamos diferentes Cursos de Espeleología y les enseñamos las Cavidades volcánicas, e insectos que habíamos encontrado, realizando algunos trabajos en conjunto, para ellos posteriormente hacer un amplio trabajo sobre la Fauna Cavernícola de las Cavidades del Archipiélago Canario. Colaboración con grupos internacionales de espeleología, como The Wessex Cave Club, con los que realizamos una gran labor en el estudio y topografía de nuestros importantes tubos volcánicos y simas en Canarias.

Naturalmente, siempre quedan los aspectos meramente lúdicos, motivados por la emoción de adentrarse en un mundo oculto, sorprendente. La eterna curiosidad del ser humano se hace realidad explorando territorios desconocidos y en ocasiones se es el primero en dejar la huella allí donde ningún otro ser humano ha pisado jamás.




RESERVADO TODOS LOS DERECHOS: Queda Prohibida la Reproducción Parcial o Total sin previa Autorización.
Copyright © G.E.T. Benisahare , © Alfredo Lainez Concepción.