Las Amenazas del Ecosistema Subterráneo Canario.

Los ataques a la conservación del ecosistema subterráneo canario provienen de las acciones de los seres humanos y pueden ser de dos tipos:Directa, cuando el deterioro se produce en el interior de un Tubo Volcánico.

Indirecta, cuando tiene lugar en el medio superficial suprayacente.Entre las acciones directas podemos destacar todas aquellas derivadas de las visitas incontroladas. La sola presencia de un grupo numeroso durante un tiempo excesivo en una cavidad puede alterar drásticamente parámetros como la humedad o la temperatura, al menos a niveles insoportables por la delicada fauna interior. Por otra parte, resulta frecuente en estos casos de visita incontrolada el abandono de residuos (orgánicos, pilas, restos de combustión de velas, pintadas en el interior, etc.) que provocan un tipo de contaminación mucho más grave en este frágil medio de la que causarían en el exterior, lo cual es solo evitable mediante un control adecuado del acceso a las cavidades y con la implantación de un servicio de guías especializados, cuya labor impida también el comportamiento poco cívico que se manifiesta con la destrucción de formaciones diversas, como por ejemplo goterones de lava y estafilitos.

Otro caso en el que la alteración afecta incluso al propio medio físico está en la costumbre de construir carreteras sin hacer los estudios del terreno destruyendo cavidades como por ejemplo ( La Cueva de los Naturalistas, Lanzarote, cavidad que fue denunciada por nuestro Grupo de Espeleología de Tenerife Benisahare hace muchísimos años, a los Organismos Oficiales de la isla, y aún sigue destruyéndose sin realizarse ninguna actuación, solo limitación de tonelaje), y realización de almacenes o bodegas aprovechando las bocas de este tipo de formaciones geológicas, aunque solo sea en tramos concretos

Respecto a las acciones indirectas, la mayoría tiene una incidencia inmediata en el medio subterráneo. Muchas de ellas se reducen al abandono de basuras en la superficie de la cavidad y que poco a poco se van filtrando al medio interno. En ocasiones la basura llega en bruto al tubo volcánico a partir de bocas naturales o jameos, profusamente utilizados como vertederos incontrolados a lo largo de toda la geología del Archipiélago Canario. Otra utilización muy tradicional y muy dañina de los tubos volcánicos, es el considerarlos como un alcantarillado ideal, vertiendo en ellos gran cantidad de pozos negros en casi todas las islas que cuentan con estas estructuras geológicas.

Finalmente, determinados usos agrícolas superficiales, con el uso de agresivas sustancias químicas provocan que el filtrado de las mismas acabe alterando gravemente las características físico-químicas de las cavidades que se encuentran bajo las fincas. No hace falta insistir en cómo se afecta el ecosistema hipogeo en estas actuaciones.

Por todo ello, de nada nos sirve la conservación del medio subterráneo, sin la protección del medio superficial, que evite o limite actividades que a la larga (a veces a la corta) están provocando daños irreversibles, en este peculiar y muy frágil ecosistema subterráneo canario.

Muchos trabajos al respecto, y continuas Denuncias por parte del Grupo de Espeleología de Tenerife Benisahare, han sido plasmados en numerosos artículos y trabajos de nuestros espeleólogos, en Congresos nacionales e internacionales, a lo largo de muchos años, uno de ellos en el 1º Congreso Valenciano de Espeleología, celebrado en Alicante en el 2006, donde publicamos un amplio trabajo sobre la afectación del ser humano a las Cavidades Volcánicas, concretamente en el Tubo Volcánico de la Cueva del Viento, Tenerife, aportando además posibles soluciones, lamentablemente se sigue contaminando y utilizando como vertedero de aguas fecales del Barrio de la Cueva del Viento, en Icod de los Vinos hasta la fecha, sin que las Autoridades hayan hecho nada. Aunque desde el G.E.T. Benisahare no cesaremos en nuestras continúas Denuncias, hasta que se solucione.

Es muy importante que se cuente para todo esto, con la valiosa ayuda y colaboración de los Grupos de Espeleología, Bioespeleólogos, Espeleólogos, Federación Canaria de Espeleología, e Instituciones relacionadas con el Mundo Subterráneo y Medio Ambiente
.

Desde el Grupo de Espeleología de Tenerife Benisahare lo seguimos pidiendo a gritos desde hace muchos años, a las autoridades y organismos: “NO a la MIERDOESFERA“

Es necesaria y urgente, una Ley de Protección de nuestro Patrimonio Subterráneo Canario
, construcciones de redes de alcantarillado en todas nuestras islas, poblaciones y casas, así como depuradoras ecológicas colectivas e individuales, ya que todo esto está contaminando nuestros importantes Tubos y Simas Volcánicas Canarias, y también está afectando a nuestros acuíferos.






RESERVADO TODOS LOS DERECHOS: Queda Prohibida la Reproducción Parcial o Total sin previa Autorización.
Copyright © G.E.T. Benisahare , © Alfredo Lainez Concepción.